Bio

Durante diez años compaginé mi actividad como arqueólogo y docente con la musical. Dirigí agrupaciones corales y creé el Ateneo Filarmónico y su Liceo, espacios para la interacción entre músicos amateur y profesionales que vinculaba la producción de espectáculos a talleres de formación.

Entre 2010 y 2015 fui abandonando gradualmente esa actividad filarmónica y la docencia para dedicarme en exclusiva a la composición y a la experimentación (sistemas de afinación, nuevas sinergias escénicas…), elaborando piezas para televisión, discográficas, festivales, teatros, cine documental…